Temporada de cerezas y mucho más en el Valle del Jerte

El Valle del Jerte es sinónimo de naturaleza y relax. Pero si lo que buscas es hacer deporte aprovechando las vacaciones, esta comarca ofrece opciones para todos los gustos, desde rutas marcadas de senderismo hasta emocionantes actividades fluviales, como el barranquismo. Y si, además, eres amante del ciclismo de montaña, podrás apuntarte a excursiones o realizar rutas por ti mismo preparadas para ciclistas.

Gracias al río que lo atraviesa, la geografía del Valle del Jerte es un espectáculo visual allá donde mires y, por tanto, una delicia para los amantes de la fotografía o, simplemente, de la vida contemplativa: sus famosas cascadas, como la del Manto de la Virgen, y sus miradores te ayudarán a captar las mejores instantáneas o, si lo prefieres, retener las impresionantes imágenes en tu retina.

manto de la virgin waterval


 ¿Estás pensando en visitar el Valle del Jerte en familia o con amigos? Si quieres pasar momentos realmente únicos y divertidos te recomendamos que hagas una ruta por sus distintas y numerosas piscinas naturales. Destacan por estar muy bien cuidadas y enfocadas a los bañistas ¡por lo que no hay peligro de meterse en aguas sospechosas! Algunas cuentan incluso con chiringuito y parque infantil. Después del baño, nada mejor que disfrutar de un picnic en uno de sus muchos merenderos. Al igual que las piscinas naturales, cuentan con cómodas infraestructuras, como mesas y bancos y zona infantil. Esta es la mejor forma de disfrutar de una buena comida en plena naturaleza.

los pilones jerte natuurbaden

Entre bocado y bocado, mirando a un lado y a otro, podemos descubrir cómo proliferan los árboles castaños, pero sobre todo los cerezos. La principal actividad económica del valle es sin duda la comercialización de la Cereza del Jerte. Su producción es inmensa y de muy buena calidad, especialmente la de su cereza autóctona: la picota.

La picota se diferencia del resto de variedades de cerezas principalmente por su color más intenso, por su sabor más dulce y porque se comercializa sin “rabito” (péndulo). Esto es debido a que se recolectan en su punto exacto de maduración, justo cuando están a punto de desprenderse de su rabito. La enorme producción de cerezas también ha originado la fabricación de subproductos, como el licor de cereza o la mermelada.

valle de jerte kersen picota

Sin duda, una de las mejores épocas para visitar el Valle del Jerte es durante la celebración del Cerezo en Flor. Las fechas exactas varían en función de la floración de cada año, que depende a su vez de la temperatura climática, pero más o menos se suele producir entre el 20 de marzo y el 10 de abril, con una duración aproximada de 10 días. La Fiesta del Cerezo en Flor es una celebración popular en la cual participan todos los pueblos del Valle del Jerte. Una oportunidad única para visitar y conocer las peculiaridades de cada rincón y contemplar los cerezos desde distintas perspectivas. Además, se organizan actividades culturales y jornadas gastronómicas por toda la comarca. Te recomendamos que consultes la web oficial de Turismo del Valle del Jerte para enterarte de la programación, ya que cada año ofrecen actividades para todos los gustos: desde mercadillos con productos tradicionales, pasando por excursiones organizadas hasta talleres y espectáculos para toda la familia.
 
Desde 2010 esta festividad está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional ¡lo que significa que es un MUST para los amantes del turismo rural!