Descripción

En el Molino el Inglés, así como en Molino la Flor y Villa Sandía, encontrarán un ambiente muy diferente a otros alojamientos rurales, ya que están pensados para grandes grupos de amigos o familiares por lo que su arquitectura y distribución es muy abierta. Los distintos espacios se consiguen con ambientes diferentes, y la intimidad en algunas estancias se crea gracias a cambios de planos, escaleras, cortinajes, etc. La idea es que los viajeros se distribuyan a su gusto y compartan la experiencia de alojarse en este molino tradicional, totalmente reconvertido y pensado para pasar unas vacaciones inolvidables.

El Molino el Inglés dispone de hasta 20 plazas en camas y divanes, entre las que hay una cama de matrimonio de 1,35 m, y el resto en camas o divanes de 0,90 m. Dos de los divanes, de 5 plazas cada uno, están situados en buhardillas, lo que los convierte en los favoritos de los huéspedes más jóvenes. Dentro del edificio hay un baño completo y a pocos metros un pabellón de servicios con 4 duchas, 5 váteres y 8 lavabos.

El Molino el Inglés está en una parcela con zona ajardinada y terraza, y en la que hay una magnífica piscina de uso exclusivo para este molino. El resto de la amplia finca, en la que existen diversos juegos y zonas de recreo, está compartido con los otros alojamientos, Molino la Flor y Villa Sandía.

Características

General

  • Niño amigable
  • Se admiten mascotas

Características

  • Tipo de alojamiento: Molino
  • Cantidad de personas (mínimo): 1
  • Cantidad de personas (máximo): 20
  • Cantidad de baños: 1
  • Hora de llegada: 15:00
  • Hora de salida: 10:00

Bienestar

  • Piscina privada

Instalaciones de exterior

  • Barbacoa
  • Patio
  • Muebles de patio
  • Jardín
  • Charca/Acequia
  • Mobiliario de jardín

Niños

  • Juguetes de niños

Privacidad

  • Privacidad

Calefacción

  • Chimenea

Mapa y alrededores

Jimera de Líbar

Jimera de Líbar es un encantador pueblo localizado en el extremo occidental de la provincia de Málaga, a orillas del río Guadiaro y a los pies de la Sierra de Grazalema. Su nombre es de origen árabe y se refiere a la fortaleza islámica medieval Inz Almaraz (castillo de mujer), donde ahora se alza la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Los habitantes de Jimera de Líbar, Benaoján, Cortes de la Frontera, Montejaque y Atajate, fueron protagonistas en la Guerra de Independencia en la batalla liderada por el guerrillero José de Aguilar en la sierra, donde derrotaron a los franceses. En el siglo XIX vio su auge gracias a la estación de ferrocarril y el comercio de paños, mantas de lana merina y otros productos de la zona.

Jimera de Líbar está bien comunicado con Ronda, una de las ciudades más auténticas de España por las vistas que provoca el tajo del río Guadalevín y por su gastronomía y viticultura. Pero además, está a los pies del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y muy cerca de una de sus principales atracciones, la Cueva de la Pileta; y es origen de diversas rutas de senderismo que harán las delicias de los naturalistas.