Descripción

La Casa de Hijas, en el barrio de Hijas en Puente Viesgo, está edificada con los materiales nobles propios de la zona, con sólidos muros de piedra arenisca y una estructura de vigas de roble, junto con toda la carpintería que está realizada en castaño. Ha sido actualizada su distribución interior para adaptarla a las necesidades que pueda tener el viajero y hacer su estancia lo más confortable posible, al tiempo que mantiene su esencia y autenticidad.

La casa de Hijas acoge hasta un máximo de 10 personas, distribuidas de la siguiente manera: cuatro dormitorios dobles, uno de ellos con cama de matrimonio, otros dos con dos camas individuales preparadas para unificar en cama doble, y un cuarto dormitorio con dos camas individuales de 90 cm. Cada habitación cuenta con su propio baño completo y privado, lo cual hace la estancia de los viajeros aún más cómoda y relajada.

La estancia principal de la casa es un amplísimo salón, antiguo pajar, con techos a doble altura y muy luminoso que además cuenta con un gran mirador frente a los verdes prados y rocosas laderas de "La Peña". En el salón, un conjunto de cómodos sofás y sillones de madera y piel frente a una estufa de hierro fundido forman la estancia perfecta para pasar acogedoras tardes de otoño e invierno.

Al salón precede una coqueta entrada en la que se conserva el suelo original de gruesas piedras calizas, decorada con los muebles antiguos que se han conservado en las casa de varias generaciones. La casa cuenta además con una cocina de estilo rústico y amplio ventanal a la que entramos desde el salón por un antiguo paso de carros, y en la que junto con toda la moderna y completa equipación se ha mantenido la tradicional cocina de leña también en hierro fundido. 

Además, desde la entrada bajando las escaleras hacia el sótano nos encontramos con la antigua cuadra, hoy convertida en zona de servicio que nos da acceso a un salón bajoteja al que llamamos Colgadiza. Este salón es muy amplio, con 70 metros cuadrados para disfrutar de reuniones, juegos o simplemente ver llover.

Opiniones

Nog geen beoordelingen beschikbaar.

Características

General

  • Niño amigable
  • No se admiten mascotas
  • Con Internet
  • Orientación sur

Características

  • Tipo de alojamiento: Casa de pueblo
  • Cantidad de personas (mínimo): 2
  • Cantidad de personas (máximo): 10
  • Cantidad de habitaciones: 4
  • Cantidad de baños: 4
  • Cantidad de plantas: 1
  • Hora de llegada: 15:00
  • Hora de salida: 10:00

Instalaciones de exterior

  • Balcón
  • Barbacoa
  • Terraza
  • Jardín

Audio/Internet

  • TV
  • WIFI

Juegos

  • Juegos de mesa
  • Libros
  • DVD

Privacidad

  • Privacidad total

Calefacción

  • Calefacción de diesel

Mapa y alrededores

Puente Viesgo

En el corazón de Cantabria a los pies del río Pas se encuentra el municipio de Puente Viesgo, en el que también se encuentran las pequeñas localidades de Hijas, Vargas, Aés y Las Presillas; tradicionamente en la zona, tanto las cabañas pasiegas como las casonas blasonadas se hallan dispersas a través de las colinas y valles. Las localidades de Puente Viesgo están documentadas como pequeñas parroquias desde el siglo X, y durante la Edad Media se mantuvieron como pequeños asentamientos de pastores dependientes de distintos señoríos. Sin embargo, los siglos posteriores han marcado el devenir de Puente Viesgo de manera que hoy es un lugar de incalculable valor patrimonial.

Por un lado, el desarrollo económico de la zona durante los siglos XVII-XVIII gracias a las familias que retornaban de haber hecho 'las Américas', palpable en las casonas señoriales que ostentaban en el pueblo. Por otro, sus famosas aguas termales, tan de moda para la alta burguesía de los siglos XIX y XX que venían a pasar sus retiros al exclusivo balneario de Puente Viesgo. Y además, el hallazgo de las pinturas rupestres del Monte del Castillo, Patrimonio de la Humanidad, con más de 150.000 años de antigüedad, aún fuente de investigación e inspiración.