Descripción

Higueras y Olivos está en una finca arbolada cerca de Candeleda, en la vertiente sur de la Sierra de Gredos, junto a la Comarca de la Vera y el Valle del Tiétar, y consta de dos alojamientos: una magnífica casa de campo y otra coqueta casita también para alojar a más viajeros, ambas con una cuidada atención a la calidad y detalle en su construcción y decoración.

En Higueras y Olivos hay capacidad para alojar hasta 15 personas, trece en la Casa Principal y dos en la Casita.

La Casa Principal, de 220 m. cuadrados más 20 m. cuadrados de porche, acoge hasta 13 personas en una habitación doble con cama de matrimonio; una habitación triple con cama de matrimonio más cama individual; una habitación cuádruple con cama de matrimonio más dos camas individuales; y otra habitación cuádruple con sofá cama de matrimonio más dos camas individuales. 

Esta casa cuenta con dos puertas de entrada, un gran salón con chimenea y conjunto de sofás y sillones muy acogedores para las tardes de otoño-invierno, una enorme cocina con zona office en la que disfrutar y cocinar para todos o con todos, y dos baños completamente equipados. La Casa Principal tiene calefacción por estufa de leña y radiadores eléctricos en todos los dormitorios, y salida directa al amplio porche en el que disfrutar de las comidas o cenas al aire libre en los frescos veranos de Gredos.

Por otra parte, en la Casita, de 45 m. cuadrados, hay una habitación doble con cama de matrimonio, y además cuenta con su propio espacio de salón-comedor y cocina abierta, baño completamente equipado y calefacción.

La finca y jardines que rodean la casa están cómodamente acondicionados, con todo tipo de instalaciones como electricidad, agua de pozo para riego y consumo, sistema de riego por aspersión, sistema de goteo para setos y arboleda, y zona separada de aparcamiento para vehículos. Además de los estupendos jardines que rodean la casa principal, una piscina muy especial de agua salada donde poder refrescarse en las horas de más calor; un huerto propio ecológico en la temporada de verano, y un gallinero para poder recoger huevos frescos. El enclave es maravilloso y único, perfecto para una experiencia rural completa, rodeado de un entorno que inundará tus sentidos.

Características

General

  • Niño amigable
  • Se admiten mascotas previo aviso
  • Orientación sur

Características

  • Tipo de alojamiento: Casa de campo
  • Cantidad de personas (mínimo): 1
  • Cantidad de personas (máximo): 14
  • Cantidad de habitaciones: 5
  • Cantidad de baños: 3
  • Cantidad de plantas: 2
  • Hora de llegada: 15:00
  • Hora de salida: 10:00

Bienestar

  • Piscina privada
  • Piscina de agua salada

Instalaciones de exterior

  • Barbacoa
  • Plaza(s) de aparcamiento
  • Patio
  • Muebles de patio
  • Jardín
  • Césped
  • Mobiliario de jardín

Audio/Internet

  • TV

Niños

  • Cuna

Juegos

  • Juegos de mesa
  • Libros
  • DVD

Privacidad

  • Privacidad

Calefacción

  • Calefacción eléctrica
  • Chimenea

Mapa y alrededores

Candeleda

Candeleda es una hermosa población en la vertiente sur de la Sierra de Gredos, a los pies de la entrada al Parque Regional por el Puerto de Candeleda, enclavada en pleno Valle del Tiétar y Comarca de la Vera. Fue fundada en el siglo XIV y aún preserva el encanto medieval del trazado de sus calles, las casas porticadas y un patrimonio arquitectónico que perdura desde el siglo XV, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o el Rollo Judicial que le otorgaba la categoría de Villa.

En el pueblo se pueden visitar varios museos y arquitectura tradicional: los sequeros propios de la Comarca de la Vera; el Museo Etnográfico, que refleja el estilo de vida de la comarca desde la Edad del Hierro; o el Museo del Juguete de Hojalata, una fascinante colección de más de 2.000 piezas de juguetes de hojalata que acoge la Casa de las Flores, del siglo XIX y con la tradicional fachada balconada. Además, a solo 10 km se encuentra la pedanía de El Raso, donde se hallan los restos arqueológicos de uno de los yacimientos más importantes de la Edad del Hierro de la zona, un castro fortificado que puede visitarse ya que además cuenta con un centro de interpretación.