Cómo llegar al Valle de Alcudia

El Valle de Alcudia y la Sierra Madrona componen un remoto y extenso paraje localizado en la zona suroccidental de la provincia de Ciudad Real (Castilla La Mancha), lindando al sur con las provincias andaluzas de Córdoba y Jaén, y recorrido por pequeños pero numerosos cursos de agua entre los que destacan los ríos Alcudia y Montoro. Viajar hasta este rincón manchego será una experiencia llena de matices durante la que tendrás la sensación de estar conociendo España desde su propia intimidad, desde su patio interior.

 

Llegar al corazón de la meseta sur

Entre las particularidades del Valle de Alcudia y la Sierra Madrona que más atraerán al viajero es precisamente ese carácter remoto y el hecho de que se mantenga como una vasta extensión poco alterada y relativamente apartada de grandes núcleos de población, siendo uno de los rincones más bellos y desconocidos de España. Además, su climatología propia del interior de la meseta castellana, con veranos e inviernos poco lluviosos y una acusada amplitud térmica, le otorgan un fuerte carácter al paisaje y a su gente, que se ve reflejado entre otras cosas en el intenso sabor de los productos manchegos, como el queso, el vino o el aceite.

Para el viajero que vaya a llegar a España en avión, hay dos opciones principales que son el aeropuerto de Madrid-Barajas o el Aeropuerto de Sevilla, ya que la zona se encuentra a medio camino entre estas dos importantes capitales. Se diferencian sobre todo en el tipo de paisaje que irás atravesando, ya que hay buena comunicación entre el valle y sendas ciudades, sobre todo gracias al ferrocarril de alta velocidad (AVE).

Desde Madrid o Sevilla hasta el Valle de Alcudia, en tren de alta velocidad

Una de las principales ventajas de viajar hasta el Valle de Alcudia en tren es que el viajero llegará en un breve espacio de tiempo y con la comodidad de los trenes de Alta Velocidad Española (AVE). La línea Madrid-Sevilla hace parada a medio camino en Puertollano, la encantadora ciudad manchega localizada en la entrada norte del valle, y desde donde podrá alquilar un coche para desplazarse con comodidad por todo el valle. Sin duda la opción más rápida es viajar desde Madrid hasta Puertollano; este trayecto dura algo más de una hora. La otra opción es llegar a Puertollano desde Sevilla, aprovechando para conocer la espectacular belleza de la capital andaluza, con un trayecto de algo más de hora y media.

Si decides llegar al Valle de Alcudia en coche...

Tanto desde Madrid como desde Sevilla hay un trayecto de aproximadamente tres horas, a través de las que descubrirás algunos de los paisajes más característicos de la auténtica España: la Mancha cervantina o la serranía andaluza.

En coche desde Madrid

Esta es la ruta más típica y sencilla, ya que simplemente has de tomar la circunvalación M-40 en el aeropuerto en dirección sur y la salida hacia la Carretera de Andalucía, autovía A-4 también en dirección sur. A partir de aquí y una vez hayas abandonado el sur de Madrid, te esperan los inmensos horizontes de los campos manchegos cubiertos de vides y olivos, de tierra roja y ocre. A lo largo de esta ruta pasarás por algunas de las localidades más bellas y carismáticas de la Mancha, escenario de las andanzas de nuestro héroe más universal Don Quijote: TemblequeMadridejos o Consuegra hasta llegar a Puerto Lápice, ya en la provincia de Ciudad Real.

En Puerto Lápice deberás tomar la carretera N-420 en dirección sur hasta Puertollano. En este trayecto atravesarás pueblos y comarcas de gran belleza y valor histórico, como Arenas de San Juan, Daimiel, la capital Ciudad Real o el Campo de Calatrava. Una vez en Puertollano, tierra minera y a las puertas del Valle del Alcudia, simplemente hay que seguir la carretera N-420 ya que lo atraviesa de norte a sur: podrás llegar hasta Brazatortas, a todos los pueblecitos del valle; y por el sur hasta Fuencaliente y finalmente, la Sierra Madrona.

Un apunte a tener en cuenta: será un reto atravesar esta ruta sin detenerte a conocer sus casitas blancas de zócalo añil, fotografiar los molinos de viento en el horizonte, charlar con sus gentes, o adquirir cualquiera de los exquisitos vinos, quesos o aceites manchegos.

Molinos de viento en Campo de Criptana (Ciudad Real)
Molinos de viento en Campo de Criptana (Ciudad Real)

 

En coche desde Sevilla

El Valle de Alcudia se encuentra en una zona remota pero con una particularidad: que está más o menos a medio camino entre dos de las capitales más importantes y mejor comunicadas de España, Madrid y Sevilla. Si el viajero quiere hacer un viaje más original para llegar al Valle de Alcudia, una más que recomendable opción es partir desde el aeropuerto de Sevilla.

La ruta es muy sencilla, ya que desde el mismo aeropuerto se puede tomar la salida a la Carretera de Andalucía, la autovía A-4 en sentido noroccidental hacia Córdoba y Montoro. Además de poder visitar Sevilla, que deslumbra a todo el que llega, a lo largo de unos 200 kilómetros se atraviesan ciudades tan importantes como Carmona y Écija, que destacan por los restos históricos que atesoran además de la belleza de sus edificios; más adelante, el viaje nos lleva a través de Córdoba, la esplendorosa capital del antiguo Al-Andalus islámico.

Una vez llegado a Montoro, se ha de tomar la carretera N-420 en sentido norte, que nos va a llevar directamente hasta Fuencaliente, en el límite sur del Valle de Alcudia. En este último trayecto, el paisaje cambia drásticamente y vamos recorriendo la lado oriental de la Sierra de Andújar (Jaén): un deleite de riscos, gargantas y vegetación típica del bosque mediterráneo. Una vez en Fuencaliente, solo hemos de seguir la N-420 ya que atraviesa el Valle de Alcudia hasta Brazatortas, en el límite norte. 

Campos de olivos y serranía andaluza, localizada al sureste del Valle de Alcudia
Campos de olivos y serranía andaluza, localizada al sureste del Valle de Alcudia

 

Una ayuda para planificar tu viaje:

Llegar hasta el corazón del Valle de Alcudia y la Sierra Madrona es un viaje largo pero muy enriquecedor, y que puedes planear para disfrutarlo al máximo. Los siguientes enlaces te ayudarán a elegir el itinerario que más te inspire ...

Y una vez llegado a tu destino, ¿sabes ya dónde te vas a alojar?