Cómo llegar a La Alcarria

La Alcarria es una de esas comarcas que no están definidas dentro de los actuales límites administrativos o provinciales, sino que "se conoce", se sabe hasta dónde abarca gracias a que sus pobladores, los alcarreños, han sabido mantener viva la memoria de una tierra con carácter e identidad propios, adquiridos a lo largo del tiempo y perceptibles a través del paisaje. Localizada en la confluencia de tres provincias, La Alcarria ocupa una amplia zona del centro y sur de la provincia de Guadalajara, donde se localizan los pueblos más importantes de esta comarca natural e histórica, como Pastrana, Mondéjar, Brihuega o Jadraque; pero además se extiende por el noroeste de la provincia de Cuenca, hasta Huete y Priego, lo que se conoce como la Alcarria Conquense; y también por el sureste de la provincia de Madrid en lo que se ha llamado la Alcarria Baja.

 

La Comarca de la Alcarria

La Alcarria Alta y Baja están bien delimitadas por la horquilla que sobre el terreno forman los ríos Henares, Jarama y Tajo, y que se extiende desde Jadraque hasta Tielmes en una tierra caracterizada por el contraste entre los altos páramos y los grandes valles que los atraviesan; la Alcarria Conquense se extiende al oeste del río Tajo, hacia la vega del Júcar, atravesando un altiplano algo más árido y también cortado por valles más profundos y estrechos.  

Para poder acceder a algunos de los pueblos más hermosos y autenticos del interior de La Alcarria, vas a tener que seguir algunas carreteras comarcales algo angostas y estrechas, sin embargo, dada su proximidad a Madrid, es muy fácil llegar hasta la zona por alguna de las autovías que salen de la capital. La Alcarria se encuentra muy cerca de Guadalajara capital, y para llegar a la Alcarria Baja o Conquense, hay que viajar en dirección a Cuenca Capital.

 

Llegar hasta La Alcarria en coche desde Madrid

En cualquier caso, lo más sencillo para venir desde el extranjero es llegar al aeropuerto internacional de Madrid-Barajas. Tanto desde Amsterdam como desde Eindhoven hay vuelos directos diarios hasta Madrid, además de vuelos regulares desde el resto de aeropuertos. Una vez en Madrid, es muy sencillo alquilar un coche en el aeropuerto, lo que te permitirá moverte con mucha libertad y sin horarios para llegar hasta La Alcarria.

 

Llegar a la Alcarria por el norte

  • Para llegar a la Alcarria Alta, puedes tomar la autovía A-2 desde la M-40, muy cercana al aeropuerto, en sentido noreste hacia Alcalá de Henares y Guadalajara. En apenas una hora habrás llegado a Guadalajara, aunque ya en camino, es muy recomendable parar y visitar el casco histórico de Alcalá de Henares, cuna de Miguel de Cervantes y declarado Patrimonio de la Humanidad por su importancia como centro de saber y cultura castellanos entre los siglos XVI-XVII.
  • Una vez en Guadalajara ya estás en La Alcarria, y desde aquí tienes muy fácil acceso, siguiendo por la autovía A-2 en sentido noreste, a los lugares más esenciales de la Alcarria Alta: Torija, Hita o Jadraque hacia el lado norte a la vera del Henares, que harán deleitarse a los amantes de los castillos medievales con sendos ejemplares muy bien conservados y que se pueden visitar; o Brihuega, Cifuentes o Trillo hacia el sur, a la vera del Tajo y por los que te adentras en las entrañas alcarreñas, de extensos campos de plantas aromáticas, monasterios y ermitas perdidas entre las lomas.
  • Desde la autovía A-2, también puedes optar por adentrarte en la zona utilizando la carretera N-320, que une las ciudades de Guadalajara y Cuenca cruzando toda La Alcarria a través de las dos provincias y que te llevará hasta Pastrana, centro histórico de la comarca y una de las villas más importantes de Castilla entre los siglos XVI-XVIII: entre los gruesos muros de sus torres, casonas y palacios han quedado truculentas historias de princesas, clérigos y caballeros que te encantará conocer; y siguen celebrando festivales históricos en casi cualquier época del año. Siguiendo el camino de Pastrana hacia el suroeste, llegarás a Mondéjar, centro de una de las denominaciones de origen vinícolas de La Alcarria.
Vista del castillo de Jadraque sobre relieve típico alcarreño
Vista del castillo de Jadraque sobre relieve típico alcarreño

Llegar a la Alcarria por el sur

  • Otra opción muy interesante es abordar La Alcarria desde sus lados sur y oriental, una ruta que también es muy sencilla desde Madrid, siguiendo la carretera M-40 hasta tomar la autovía A-3 en sentido sureste hacia Arganda y Villarejo de Salvanés. Pasado Arganda, en el lado oriental de la carretera queda la Alcarria madrileña, caracterizada por la presencia de macizos de caliza dramáticamente cortados por el río Tajuña y sus afluentes, en la que destacan pueblos como Tielmes o Nuevo Baztán, con un más que interesante patrimonio por descubrir.
  • Pasado Villarejo de Salvanés, sigues la autovía A-3 hasta Tarancón, y allí tomas el desvío por la A-40 hacia Cuenca hasta llegar a Carrascosa del Campo. A partir de aquí, hacia el norte, te adentras en el corazón de La Alcarria conquense por Huete, declarada Ciudad Monumental y plagada de patrimonio arquitectónico y cultural. A partir de aquí, puedes continuar hacia el norte por la carretera CM-2002 atravesando los páramos alcarreños y sus pequeños pueblos, hasta llegar a la zona de los embalses del Tajo. Esta ruta es muy recomendable si tu interés es conocer los importantísimos sitios arqueológicos de Segóbriga, Ercávica, Noheda o Recópolis, con sustanciales restos de épocas celtíbera, romana y visigoda, todos visitables.
  • Por otra parte, siempre es recomendable acercarse a conocer la ciudad de Cuenca, Patrimonio de la Humanidad, que te sorprenderá por su vertiginosa arquitectura medieval sobre el desfiladero del río Júcar. Llegar es muy sencillo desde Tarancón tomando el desvío de la autovía A-40, y desde Cuenca puedes atravesar toda La Alcarria en sentido noroeste tomando la carretera N-420 hasta llegar a Guadalajara, mientras descubres por el camino su inmensa riqueza natural y cultural, atravesando el embalse de Buendía y Sacedón.
Vista de las aguas y cortados del embalse de Buendía, en el interior de La Alcarria
Vista de las aguas y cortados del embalse de Buendía, en el interior de La Alcarria

¿Te atrae más la aventura de moverte en tren o en autobús?

En ese caso, tanto Cuenca como Guadalajara están muy bien comunicadas con Madrid. Desde la Estación de Atocha puedes tomar un tren de la Red Cercanías hasta Guadalajara, y el Tren de Alta Velocidad AVE hasta Cuenca, ambos destinos con una gran afluencia diaria por lo que no tendrás problema. 

Además, varios autobuses de línea cubren diariamente y con amplios horarios el trayecto Madrid-Guadalajara, desde la Estación Intercambiador de Avenida de América; o Madrid-Cuenca, desde la Estación Sur de Autobuses (Méndez Álvaro). Además, hay varias líneas regulares de autobús que te llevarán desde Cuenca o Guadalajara, hasta Jadraque, Pastrana, Buendía, Sacedón, Huete y otros pueblos de La Alcarria, varias veces al día. Aunque uno de los encantos de esta particular zona por descubrir, es precisamente su carácter remoto y algo inaccesible que no decepcionará al viajero que quiere explorar, descubrir y conocer lugares auténticos.